Indumentaria femenina por mayor: 8 consejos para crear el armario cápsula ideal

Indumentaria femenina por mayor: 8 consejos para crear el armario cápsula ideal

indumentaria femenina por mayor

Los armarios cápsula son piezas sencillas que resultan ideales para concretar tu estilo personal. Al contar con prendas selectas y unos cuantos pares de zapatos flexibles, puedes facilitar el peinado y las capas, y pasar menos tiempo pensando en qué ponerte. 

El número fijo de prendas de indumentaria femenina por mayor de un armario cápsula también puede ayudarte a evitar el cansancio por las decisiones.

¿Qué es un armario cápsula?

Un armario cápsula es una colección de piezas clásicas que funcionan juntas con versatilidad, lo que te permite crear un look tras otro con sólo unas pocas prendas. Un armario cápsula se compone de tus prendas más esenciales, que sirven como bloques de construcción de tu armario. 

Puedes crear looks enteros sólo con el armario cápsula, y también puedes combinar las prendas cápsula con piezas de temporada y artículos de moda rápida.

La propietaria de una boutique, Susie Faux, acuñó el término “armario cápsula” en la década de 1970 para describir los básicos que se mezclan y combinan, y la diseñadora Donna Karan popularizó el término en la década de 1980 cuando lanzó una colección cápsula de ropa de trabajo de moda.

8 consejos para crear un armario cápsula para mujeres

El armario cápsula perfecto consiste en construir sus bases, y no necesitas un estilista profesional para ayudarte a encontrar nuevas piezas de indumentaria femenina por mayor para tus básicos de moda. Si es la primera vez que seleccionas los elementos esenciales de tu armario cápsula, echa un vistazo a estos consejos de la experta en moda Tan France:

  • Ropa exterior. Todo armario cápsula debe contener una prenda exterior sólida, como una gabardina u otro abrigo más pesado.
  • Chaquetas. Una chaqueta de moto -ya sea de cuero auténtico o vegano- es un elemento básico para muchos armarios. Una chaqueta de cuero es genial, y muestra estilo sin hacer ningún esfuerzo real. Un blazer también puede ser una prenda útil para hacer que un vestido sea más apropiado para el trabajo.
  • Camisas abotonadas. Puede que no quieras llevar una camisa abotonada todos los días, pero en algún momento necesitarás una camisa abotonada. Se puede utilizar de forma muy informal y divertida, en contraposición a la supercorporativa. Invierte en un par. Añade una opción blanca y otra negra. 

Puedes optar por otros colores que te hagan sentir como tú, como un azul marino, un marrón y un beige. Quédate con una paleta de colores neutros. Será mucho más fácil mezclar y combinar colores neutros.

  • Un traje que te siente bien. Un traje no tiene por qué ser caro. Puedes comprar algo relativamente barato y hacerlo a medida, pero asegúrate de que te quede perfecto. Utiliza un color neutro: puede ser un neutro más oscuro o un neutro más claro. Rompe el traje y podrás llevarlo de muchas maneras diferentes.
  • Prendas de punto. Es probable que necesites prendas de punto en algún momento del año. Elige algo relativamente neutro. Elige algo que favorezca tu tipo de cuerpo. Si te gusta el cuello redondo, elige un cuello redondo. Si eres un poco más bajo, elige un jersey corto. 

Si te gusta el largo que te hace sentir mejor, elige uno más largo. Para decidir qué jersey te va a ir mejor, pruébate muchas opciones. Para tu armario cápsula, elige una opción que sea sencilla y versátil. 

Un gris sólido, un azul marino sólido, un negro sólido y un crema sólido son buenas opciones. Busca colores que sean relativamente neutros para que puedas mezclarlos y combinarlos.

  • Camiseta. Una camiseta es una prenda sencilla que puedes conseguir en casi todas las tiendas. Puedes optar por algo súper caro o por algo barato. Elige colores neutros y luego añade dos o tres colores diferentes que destaquen un poco más. Las bases suelen ser el negro, el blanco, el azul marino, el gris y el marrón. 

El caqui también es relativamente neutro. Asegúrate de que te gusta el corte, el color y el escote. ¿Te gusta más el cuello en V? ¿Te gusta más el cuello redondo? ¿Te gusta más el escote en V suave? Pruébate la camiseta que mejor se adapte a ti y a la forma de tu cuerpo y luego cómprala en varios colores. 

Hay muchas tiendas que ofrecen prendas básicas baratas. Encuentra el ajuste adecuado y cómpralo en todos los colores disponibles.

  • Tejido vaquero. Los vaqueros son un componente importante de tu armario cápsula. Decide los tonos y los ajustes de los vaqueros que te gustan y pruébate varias opciones. Redúcelo a un par de vaqueros que sepas que vas a apreciar durante muchos años, normalmente algo con una pierna más recta o cónica. 

Nada demasiado salvaje, nada con rasgaduras, nada deslumbrante: mantén la sencillez. Compra un par de pares de esos vaqueros, ya sean negros, azules o blancos. Compra un par de pares en el color que elijas.

  • Cinturones. De vez en cuando, querrás darle un toque de color a tu conjunto, y un cinturón llamativo es la forma perfecta de llevar tu conjunto al siguiente nivel. Lo quieres por moda, no por función. 

Si necesitas el cinturón para sujetar tus pantalones, es que llevas la talla equivocada. Si eres el tipo de persona a la que le gusta un cinturón negro con una hebilla dorada, ve a por él. Elige un cinturón que sepas que vas a usar durante años y años con tu indumentaria femenina por mayor.