Estos sencillos consejos te ayudarán a ordenar tu guardarropas y a ordenar tu vida

Estos sencillos consejos te ayudarán a ordenar tu guardarropas y a ordenar tu vida

Guardarropas

Seguro que conoces el viejo dicho “armario desordenado, vida desordenada”. Este adagio implica que alguien con un armario desordenado tiene una vida desordenada. Existe desde hace tanto tiempo como los propios guardarropas, pero sigue siendo válido en el mundo moderno. 

Aunque los refranes de hace siglos no sean una ciencia exacta, el estado de tu armario puede ser un indicador directo de tu estilo de vida. Quizá no tengas tiempo, espacio o capacidad física para mantener tu armario ordenado. Tal vez elijas un estilo de vida más despreocupado, de tirar y dejar.

Con los consejos de organización adecuados, incluso las personas más ocupadas o despreocupadas podrán mantener un armario ordenado y bien organizado. Aquí tienes diez sencillos consejos para organizar el armario que te ayudarán a ordenarlo y a ordenar tu vida.

Ordena tu vida y tu armario con estos consejos

  • Despeja parte del desorden

El primer consejo es eliminar el exceso de desorden en tu armario. Puede ser difícil dejarlo ir, pero el exceso de desorden no hace más que abrumar el espacio del armario. El mejor método para descifrar qué artículos deben quedarse y cuáles deben irse es utilizar las conexiones emocionales. 

¿Tienes una conexión emocional con ese objeto? ¿Te hace feliz cuando lo miras o lo tocas? ¿No? Entonces deshazte de él. Puede ser difícil al principio, pero después de unos cuantos artículos, empezarás a disfrutar de la libertad de liberarte de los objetos innecesarios.

  • Las estanterías y los colgadores de pared son tus amigos

El mejor método para organizar el guardarropas es utilizar las paredes como fuente principal de almacenamiento. Si no has sido bendecido con un vestidor con estantes incorporados, ¡hay otras opciones para ti! Organiza tus pertenencias con estanterías y perchas de pared, para guardar desde ropa hasta cajas, bolsos y zapatos.

  • Organiza por usos y pon lo más usado a la altura de los ojos

La forma más rápida de estropear un armario limpio es colocar los artículos más usados hacia el fondo o la parte posterior. Esto no sólo provoca una mayor tensión en la espalda porque tienes que agacharte, sino que también es más probable que saques este artículo por descuido, lo que desajustará cualquier prenda que esté cerca de él. 

Para evitarlo, coloca los objetos más usados en la parte superior y delantera y mantenlos a la altura de los ojos para facilitar el acceso.

  • Organizadores de zapatos, organizadores de zapatos, organizadores de zapatos

Nada ocupa tanto espacio como los zapatos y las cajas de zapatos. Los zapatos pueden hacer que hasta el armario más ordenado parezca desordenado y descuidado. La mejor manera de evitarlo es invertir en organizadores de zapatos. 

Las opciones incluyen organizadores sobre la puerta, soportes de suelo y estantes de pared. Mezcla y combina, y utiliza tantos organizadores como necesites. Hay muchas opciones para organizar el calzado: ¡utilízalas!

  • Los muebles de almacenamiento combinados son muy útiles

Hay muchas opciones cuando se trata de muebles de almacenamiento. Si quieres aprovechar al máximo tu espacio, mira los muebles de almacenaje combinados. Algunas opciones ofrecen almacenamiento en cestas, espacio en cajones y unidades para colgar, aportando organización incluso a los guardarropas más pequeños y desordenados.